domingo, 3 de enero de 2016

¿Por qué Dross no cuenta hasta 8?


 Entre vastos campos de frijoles con ajonjolí transgénico del mundo posmoderno contemporáneo, hay miles de leyendas que se narran cada día más y más, y entre esos relatos se encuentran aquellos que selecciona cierto caballero chiabejzuelano con habilidades intelectuales sorprendentes, tan sorprendentes como para haberse dado cuenta de que lo morboso vende más que lo heroico. Este hombre ha recibido el Premio Nobel de Literatura a mejor difusor de creepypastas, pues su labor en el campo de la Comunicación es inmensa y exquisita.

 Este hombre, de quien muchos se han burlado por hacer uso del marketing para saciar sus judaicas ansias de dinero, ha logrado más de lo que cualquier otro vloguero en la web haya hecho jamás. Este hombre, que responde al nombre de Ángel David Revilla, ha hecho mucho por su país, desde protestar en contra de Chiabej hasta llevar el top de cada día a los niños internautas. Este hombre, no puede contar hasta el 8, y se llama Dross.

 Por allá por inicio de los años noventa, Dross se dedicaba al contrabando de verduras desde Cuba para servir al golpe de Estado movilizado por el mico mandante Hugo Chiabej. Él creía en el socialismo, era un hombre bueno, pero todo cambió cuando descubrió Internet. Un lunes primaveral de 1998, Dross había recibido un paquete de remitente desconocido, cuyo contenido ignoraba por completo y no sospechaba de qué se podía tratar. Al abrirlo, descubrió que era una computadora, él siempre había querido tener una, así que rápidamente la armó y se cercioró de que tenía conexión a Internet. Nuestro pequeño troll estaba emocionado, nunca antes había sentido tanto poder al tener una máquina que le permitiese navegar por mundos desconocidos, hasta sus amigos del kinder tenían acceso a una PC. Entonces, empezó su recorrido para saciar su sed de curiosidad, empezando por buscar páginas divertidas y terminando por descubrir lo oscuro que es el mundo.

 Cierto día, el pequeño Dross encontró que el gobierno de Chiabej mandaba a ejecutar a sus opositores, cosa que le disgustó mucho y le hizo decepcionarse de su ideología. Mientras tanto, Mario Vargas Llosa lo observaba desde un telescopio de largo alcance y rayos X en Perú, con una sonrisa democrática dibujada en su libre rostro, estaba feliz de que nuestro troll se libere del yugo opresor comunista. Desde ese día, Dross había jurado venganza, y se propuso a sí mismo que debía enojarse con todo el mundo y burlarse del mismo, llegando a convertirse un todopoderoso troll.

 El año 2002, cuando navegaba por Meristation, vio que varios usuarios publicaban contenido independiente, y decidió crear su propio blog, lo llamó "El diario de Dross". Empezó publicando fotos de él desnudo para llamar la atención. Sus músculos, su bello rostro, su enorme falo, todo gustaba al público. Entonces, con una audiencia numerosa ya adquirida, decidió empezar en serio su trabajo como gaymer, reseñador y hateo.

 Cuando se dio cuenta de la existencia de TuTubo, decidió comprarse una camarita de 1 megapixel para grabarse dando opiniones sobre todo tipo de temas: ya sea sobre el Vaticano, el animey, Chiabejzuela o los videojuegos. En su casa, ya siendo nacionalizado argentino, convivió con inquilinos que le daban cáncer: La Gorda, El Troll, La Chica Pepsi, Morzat y Estela Conchaseca. Pero luego se dio cuenta de que, para ser consecuente con su filosofía de vida hatea, debía ser tolerante con ellos, y empezó a acostarse con cada uno. Vio que esto era bueno, dijo: "Háganse las suscripciones", y se dispararon las suscripciones.

 Tiempo después, la malvada y diabólica monarquía de los Kirchner sumió a Argentina en una crisis sin precedentes. Dross necesitaba pagar el alquiler, porque lo que ganaba subiendo videos a TuTubo no le alcanzaba para convivir con sus 5 amigos, a quienes tanto amaba y en quienes siempre confiaba; porque en vez de enviarlos a la Mansión Foster, decidió adoptarlos y pagarles sus habitaciones: ellos solo producían plata invisible, moneda inválida para la nación. 

 Así, todo convivía en paz y armonía, su contenido seguía una lógica determinada; todo cambió cuando la nación del top atacó. En el segundo semestre de 2013, habiendo dado gusto a todo el mundo con sus exitosos, verídicos y totalmente irrefutables videos de terror, se percató de que sus ganancias subían a más de 8000. Fue entonces cuando se dijo a sí mismo: "¿Qué he estado haciendo durante mis 30 años de vida? Necesito salir del clóset. ¡SOY CREEPYPASTERO!". Luego de aquella epifanía, empezó a cagar top 7s a más no poder, y desde entonces todos lo conocen como Sietross.


 Por supuesto, no fue una transición fácil: él sabía que su audiencia no aceptaría el nuevo contenido, y hubo muchas quejas al respecto. En junio de 2014, se sucedieron manifestaciones en cadena por toda Latinoamérica, al grito de: "¡Que vuelva el viejo Dross! ¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!". La gente estaba llena de júbilo: en Madrid, en Malabo, en El Alaiún, en Manila, Caracas, en Bogotá, en Quito, en Lima, en La Paz... no había población de habla hispana que escape al sentimiento colectivo de impotencia por el nuevo Dross: ya nadie lo reconocía. Incluso surgieron teorías que apuntaban a que el verdadero Ángel David fue abducido por una nave espacial illuminati y en su lugar colocaron a un loquendero de 13 años con ansias de causar terror con su voz y sus diapositivas.

 Por esas mismas fechas, nuestro querido Sietross recibió una carta del ejército boliviano, amenazándolo con invadir Salta y Jujuy si no traía de vuelta a su carismático personaje. ¿Su respuesta?: ÑO. A él le importaba un bledo la nación argentina, así como también la chiabejzuelana: se había convertido en apátrida. Debido a las aparentemente inefectivas medidas, la audiencia tomó medidas drásticas llevando el caso al Teletón mexicano. Aquel programa, transmitido en octubre de 2014, mes del terror, se llamó 'El coño de la madre y la verga del marico'. Se dice que Sietross derramó un mar de lágrimas que durante algunas horas proporcionó a Bolivia unas playas hermosas.

 Sin embargo, nada impediría ya el avance de nuestro gigante del 7, ansioso por perturbar las mentes de los niños más inocentes con su contenido totalmente adulto, culto e informador. Es por eso que en algunos rincones de Latinoamérica lo conocen como 'señor perturbador', pues desplazó a Don Omar como 'señor de la noche'.

 Ahora, la cuestión fundamental del asunto es: ¿por qué hasta el 7 y no hasta el 8? Hay 3 teorías principales al respecto:

Teoría Nº1: traumas de la infancia



 Se dice que cuando vio El Chavo del Ocho por primera vez, a sus 8 años de edad, sufrió casualmente la peor etapa de su vida. Todas las noches, a las 8 PM, después de volver del colegio, se sentaba frente al televisor a disfrutar de este simpático programa. Su padre, que llegaba borracho, le proporcionaba 8 latigazos diarios a esa misma hora. Ángel David lloraba, pero continuaba viendo el programa, a pesar de aquella dosis preliminar de violencia durante 8 minutos de haber comenzado el programa.

 Cada día siguiente, a las 8 AM, se despertaba de sus pesadillas, las cuales invadían su mente a causa de las películas de terror que veía (sí, nuestro querido Sietross se preparaba para ser culto desde la infancia). A la hora de bañarse, es decir, 8:08 Hrs., tenía que utilizar agua con una temperatura de 8ºC porque era pobre y no le daba a su familia para conseguir ducha caliente, lo que le causaba escalofríos todo el día.

 Su madre era una humilde costurera que trabajaba en un edificio situado en la Calle 8, en el octavo piso, al lado de la octava ventana y con 8 compañeros de trabajo que la violaban con la mirada (todos sabemos que las chiabejzuelanas y las columbianas son las mujeres más codiciadas de América Latina). Ella tenía que vivir con ese peligro todos los días, además de con el mísero sueldo de 8 dólares, y el cambio en ese tiempo era de 888 bolívares por dólar, lo cual apenas alcanzaba para comprar 8 hogazas de pan.

 Su padre, noble empresario emprendedor, se ajustaba cada día los 8 botones de su camisa, llevaba 8 tarjetas de presentación en su billetera y fumaba 8 cigarrillos por día. Tomaba cerveza sin parar, lo que lo llevaba a decepcionarse por su hijo debido a sus calificaciones escolares: siempre traía un 8 a la casa, le era imposible llegar al 10.

 El pequeño Ángel David no podía soportar una vida llena de desgracias. Todos los días se le acercaban 8 muchachos a quitarle el dinero del recreo, para lo cual él apenas tenía 8 bolívares. Cada 8 de agosto visitaba a su difunto abuelo, quien le hubiera dado los mayores cuidados durante sus primeros 8 meses de vida. Durante la preadolescencia, hasta los 12 años se le había declarado a 8 chicas, y ninguna respondió. En la adolescencia, fue secuestrado y violado por 8 negros, lo que lo dejó marcado de por vida.

 Todo se precipitó cuando, en mil novescientos noventa y 8, luego de elecciones antidemocráticas y dictatoriales, Hugo Chiabej ganó la presidencia de su país. Él se sentía furioso, porque se dio cuenta que su ayuda para el golpe de estado del año noventa y dos, gracias a su trabajo comercial con Cuba, no había servido un carajo, por lo que Chiabej había alcanzado el poder sin la ayuda del joven Ángel David.

 Desde aquel día, Sietross juró venganza contra el 8, y cuando empezó a hacer tops, se dijo a sí mismo: "Ningún 10, 9 ni 8, 7 máximo serán". Y así lo hizo.

Teoría Nº2: pruebas preliminares de marketing


 De acuerdo a esta interpretación de los hechos, a mediados de 2013, Dross hacía tests de mercadeo para ver qué era lo que más gustaba a su audiencia. Subía videos de diversos temas a la deep web, y compartía el link de su producto solo con amigos cercanos.

 Intentó tomar como ejemplo al famoso dios hindú Mexivergas, para realizar críticas a otros TuTuberos y ganar fama. Insultó a Botman, al Rubius, al Güereber y a la Llulla. Sus amigos vieron que esto era malo, y dijeron: "Serás odiado por toda bestia bípeda sobre la tierra". Y Dross así les obedeció, cancelando este proyecto.

 Luego probó haciendo gayplays de sus juegos favoritos: Combate Mortal, Maldad Residente, Marcha del Metal, Sónico, etc. Sus amigos vieron que esto era aburrido, y dijeron: "No durarán ni 5 minutos y le darán dislike". Y Dross así les obedeció, tirando sus consolas de videojuegos por el retrete.

 Finalmente, quiso investigar a la Iglesia Católica para desarmar todas las redes de corrupción y pedofilia allí presentes. Al principio vio que sus indagaciones eran exitosas: estaban siendo compartidas en toda la deep web, pero sus amigos eran religiosos. Ellos vieron que esto era malo, y dijeron: "No involucres a Francisco en esto, todos tienen que seguir pensando que Benedicto era peor papa". Y Dross así les obedeció, quemando todos sus archivos clave conseguidos durante un mes entero de trabajo.

 Desesperado, sin saber qué hacer, se puso a ver todo tipo de videos durante una madrugada, para así conseguir el soplo de inspiración que tanto ansiaba. A las 7:07 de la mañana, con 7% de batería en su laptop y 7 conversaciones de chat abiertas (donde seguía molestando a sus amigos en busca de consultas), descubrió el video que lo hizo brillar más que Buda: "Top 7 de las películas más aterradoras [loquendo]". Vieron sus amigos que esto era bueno, y le dijeron: "No jodas, ¿sacrificamos nuestras horas de sueño para esto? Vete a la verga, marico". Dross, viéndose sin salida alguna y carente de amigos en quienes confiar, optó por hacer exclusivamente top 7s. 'No hacerles caso fue la mejor decisión de mi vida', declaró meses después.

Teoría Nº3: desarrollo de creencias panteístas



 Esta versión de la heptofilia (atracción sexual por el número 7) de Dross es sostenida mayormente por creyentes de todo tipo: cristianos, musulmanes, judíos, pero más que todo panteístas. El 7 es el número de la perfección: 7 son los colores del arcoiris, 7 los días de la semana, 7 los pecados capitales y 7 las vidas del gato.

 En cierta ocasión, Dross subió un video criticando el dicho 'me aburren los ateos, siempre están hablando de Dios'. Tiempo después, empezó a leer la Biblia para tener más argumentos para criticar a los religiosos, llegando a la conclusión de que, ciertamente, era imposible ser hateo sin estar hablando todo el tiempo de Dios. Un día, en Mateo 18:22, se encontró con la siguiente idea: perdonar 70 veces 7. Esto lo dejaría pensando por un largo, largo tiempo.

 En 2014, en una respuesta publicada en su cuenta de Ask.fm, mencionó que era agnóstico, lo cual despertó muchas esperanzas en el sector religioso de su audiencia. "Dios escuchó nuestras plegarias y lo está llevando por el camino de la conversión", dijeron. Y era cierto, nuestro estimado TuTuber se preparaba para volver a confiar en las creencias espirituales, pero esta vez desde otra perspectiva: el panteísmo.

 Como el número 7 está en todos lados, Dross se dijo a sí mismo: "El 7 es la perfección y está en todos lados, Dios es perfecto también; por tanto, Dios está en todos lados". Estas declaraciones frustraron a todo el mundo, a tal punto que hubo suicidios en masa publicados en la deep web con el hashtag #AteoMarico.

 Además, como Ángel David notó que los usuarios de TuTubo abusaban de los top 10s y 5s, pensó que el 7 sería un número intermedio ideal para empezar a transformar su contenido. En consecuencia, se fue creando una identidad a partir de este número, por lo que ahora Sietross es su alter ego más difundido en la cultura popular latinoamericana.

Bibliografía


◘ "Mis días de guerrillero en el golpe de Estado del '92", Ángel David Revilla, 2009.
◘ "El fenómeno Dross: nuevo símbolo de la nación", Cristina Fernández de Kirchner, 2010.
◘ "De Darren Droz a El Troll", Gordo Friki, 2011.
◘ "Llamar a tu tía: nueva forma de bullying", Pikafap, 2012.
◘ "Numerología y prácticas satánicas", Metal Warrior, 2013.
◘ "Una nueva esperanza: de Sietross a Ochross", Kevin López Lira, 2014.
◘ "Denme 7 años y no los defraudaré", Ángel David Revilla, 2015.