sábado, 12 de diciembre de 2015

KareKano: una experiencia que vale la pena


 Sé que hay muuuuuuchas reseñas de KareKano disponibles en la web, así que no es mi intención contribuir a esta ensalada informativa y marearte con más y más datos técnico-objetivos. Lo único que haré al escribir todo esto es relatar mi experiencia con esta serie, dividiéndola en 2 partes: para quienes no vieron el animu todavía (donde trataré de ser objetivo) y para quienes ya lo han visto (donde trataré de ser subjetivo). Me gustaría hacer este post en formato de video narrado con voz, pero como no tengo los recursos disponibles, mejor evitaré quejarme y pondré dedos al teclado de una vez.

Para los que aún no lo vieron



"¡A ver! ¿Qué es un KareKano y con qué se come?"

 ¿Cómo empezar? Bueno, una ficha técnica es lo tradicional, así que, vamos allá:

Nombre: Kareshi Kanojo no Jijō (Las circunstancias de él y ella)
Episodios: 26
Año: 1998-1999
Género: comedia romántica, drama, shōjo, escolar, slice-of-life
Producción: GAINAX (Evangelion, TTGL) y J.C.Staff (Excel Saga, Azumanga Daioh)

 ¿De qué carajos se trata? Yoshino Miyazawa es una conchuda en casa, pero no muestra esta verdadera personalidad en el colegio, donde se comporta como la pendejita buena que sobresale en los estudios. Soichiro Arima entra como nuevo estudiante y también sobresale en las notas, causando la envidia de ella y deseos de mandarlo a la mierda. Él, al igual que ella, tiene una reputación intachable, pero pronto descubrirá que ambos tienen una cara oculta que no muestran a los demás (son narcotraficantes), lo cual los hace "cómplices" al rescate el uno del otro y en poco tiempo, pareja. Ahora, deberán superar sus dificultades como novios en una escuela acostumbrada a verlos como el Dalai Lama con 3 tetas, es decir, los master de los master Doble U con Yandel, pues poco a poco van a ir mostrando su verdadero yo y a reencontrar su identidad individual.

 Vamos directo al grano: ¿vale la pena ver KareKano? . ¿Por qué? Me gustaría decir que "más o menos", pero para ser un shōjo tiene mucho por ofrecer. Empecemos por los puntos en contra:

Contras


◘ Su animación puede parecerte una mierda, si estás acostumbrado (no, no voy a poner "acostumbrad@", mala suerte para las feminazis gramaticales) a mejores estilos (a.k.a. si sos "de la high"), o si Neon Genesis Evangelion te dejó con ganas de más para esperar mucho de GAINAX. Aunque, si lo comparamos con Tengen Toppa Gurren Lagann, pues... jeje, ¡es una joya!

◘ Su final es una tremenda patada en los huevos: LOS PRODUCTORES SE CAGARON EN NOSOTROS. Y no, esto no es spoiler: lo dicen en todos lados. ¿Por qué pasó esto? Por una riña entre Masami Tsuda, creadora del manga, y Hideaki Anno, director de la primera mitad de la serie:

«Tsuda quiso una adaptación muy convencional de su trabajo que resalte el romance; Anno disfrutaba jugando más con la comedia y los temas. Ella se entrometió en el estudio, queriendo interrumpir la producción para continuar en otra temporada, por lo que le hizo la vida difícil a Anno, quien entonces abandonó ese trabajo. Esta es la razón por la que la segunda mitad del anime desciende al caos.»
 Fuente: Madame of time

 Entonces, a partir de la mitad, la tarea de dirigir el anime cayó en otro tipo (Kazuya Tsurumaki). Eso explica el final decepcionante. Sin embargo, no es que la segunda mitad sea basura en sí; es bastante pasable, de hecho.

◘ Tiene 2 capítulos INNECESARIOS de recapitulación (el 14 y el 15, aunque a la mitad este último intenta volver a la coherencia narrativa), o sea como un resumen de "esto y esto pasó en la serie hasta ahora". ¡MIS POLAINAS! Nadie en su sano juicio quiere perder tiempo viendo lo que ya sabe. O sea, está bien incluir recapitulaciones como parte de una serie, pero es mejor si son episodios a parte para no perturbar la continuidad. Véase Shingeki no Kyojin, por ejemplo, que en vez de jodernos la vida con esto se toma la molestia de apartar un episodio número 13.5, y no un 14 o 15, para resumir los acontecimientos de la serie.

◘ Como tiene un final que nada que ver, tenés que recurrir sí o sí al manga (103 capítulos en 21 volúmenes) para saber cómo termina en realidad. Siendo un shōjo, es decir, de esos mangas donde las viñetas son re-pequeñas y los diálogos contaminan las páginas a más no poder, da tremenda FLOJERA leerlo. Es responsabilidad de los productores ahorrarnos esta molestia y hacer una buena adaptación. ¡Señores, por favor! Claro, a no ser que te guste leer mangas shōjo, y no es que discrimine a los que les gusta, más bien mis respetos por los que aguantan apostar por semejante empresa de leer esos jeroglíficos.

Pros


◘ Si sos de esas personas que cree que en el siglo XX tenían una vida más interesante que hoy en día, te va a re-encantar. ¿Por qué? Bueno, personalmente, ver KareKano me provocó un sentimiento de nostalgia, a pesar de que nunca antes lo vi. Creo que su animación también influyó en esto: el encuadre a veces se mueve (como en las viejas películas), la iluminación juega con los colores claros, el contexto data de un Japón en crisis de fines de siglo pero todavía con estudiantes disciplinados, el ending (que varía en cada episodio) muestra escenarios de la vida real en los '90 (muchos de nosotros éramos peques en aquel entonces), y demás aspectos que hacen de esta serie algo recordable y que te llega al cocoro.

◘ Rompe los esquemas del shōjo y nos brinda una historia con cierto nivel de madurez, pues sus personajes se desarrollan a un nivel satisfactorio (no taaaaaaaanto, pero sí bastante) y muestran una multitud de sentimientos a lo largo de la trama. Cada personaje tiene algo que contar, y eso se nota cuando vemos sus pasados. Los personajes secundarios son más importantes de lo normal, lo cual le da más personalidad a este animu.

◘ Cada episodio puede parecerte pesado, porque abundan los diálogos (y de hecho, se siente como si fueran capítulos más largos de lo normal para un anime, a pesar de que duran 20 minutos, como todos), pero los productores supieron mantener la expectativa. Cuando iniciás un capítulo, puede darte hasta pereza y todo lo que querás, pero conforme este va avanzando, te vas a mantener al borde del sillón esperando a ver qué pasa. Es que simplemente los episodios son INTERESANTES. No sé cómo se logró, pero se logró.

◘ Si bien la animación puede ser una falencia dependiendo de tus gustos, lo cierto es que innova bastante para ser de fines de los '90, porque las expresiones de los personajes varían mucho y resultan graciosas. Además, hay un episodio donde se utiliza un estilo interesante, consistente en figuras de papel movidas con palitos, aunque muchos critican esto y lo ven como sinónimo de bajo presupuesto en animación. Por otro lado:
«A menudo las escenas en movimiento se detienen para mostrarnos una imagen en blanco y negro, en la cual tenemos la oportunidad de apreciar los sentimientos que transmite sin necesidad de animación o palabras.»
«Me he quedado sorprendida de lo bien que han sabido plasmar muchísimas sensaciones y sentimientos, con tanta eficacia que traspasan la pantalla. Los celos de Arima, sus inseguridades, sus miedos, su dependencia de Yukino... son de las cosas que quedan más palpables en la serie.
Karekano es un shojo profundo y a la vez muy divertido, logra aunar perfectamente la comedia y el drama, y destaca por un elenco de personajes que (aunque según mi opinión tarda un poquito en arrancar) es de los mejores que he visto en un shojo.
El otro apartado que destaca sobremanera en Karekano es el visual. No recuerdo ahora mismo ningún shojo que pueda superar en cuanto a originalidad y atrevimiento en cuestión de animación a esta serie.»
Fuente: Los animes de Magrat

◘ Este anime puede impactar de manera significante en tu vida amorosa o escolar, dependiendo de qué tanto te identifiqués con los personajes (ñoños de la escuela que sacan buenas notas). Lo más probable es que sí, debido a que parecen PERSONAS con las que te encontrarías en la vida real, no son personajes planos en el pleno sentido de la palabra, sino más bien seres con problemas y satisfacciones, con caídas y subidas en sus respectivas vidas.

◘ Sus protagonistas, increíblemente, NO son melosos en exceso ni TAMPOCO cursis: tienen sus momentos amorosos, pero es lo normal en una pareja, digo, a nadie le gustaría estar al lado de un robot papanatas frío y calculador, ¿o sí? Este es otro punto a favor del realismo de esta serie, porque si tan cansado estás de que los personajes de otro animu se demuestren cariñito a cada rato, a tal punto que casi se comen el uno al otro, entonces KareKano es para vos.

¿Pro o contra?


◘ No sé si clasificar esto como un pro o contra, pero es necesario mencionar que la autora del manga critica a la sociedad japonesa, a la represión y bla bla bla (ya sabés, el típico discurso progre). Puede que muchos lo consideren algo bueno, y de hecho es un recurso interesante, pero en lo personal me parece que Japón necesita aferrarse más a sus tradiciones y no dejarse llevar por las modas juveniles que acontecen en el resto del mundo: "El amor y solo el amor vencerá contras la barreras de esta sociedad capitalista industrial retrógrada que nos impone formas de vivir opresivas".

Veredicto


 VELO. Si te da curiosidad la calidad de los animes en los años '90, y además querés distraerte y reflexionar con una historia de amor única, Kareshi Kanojo no Jijō puede ser, si bien no el mejor ejemplo, uno muy bueno.

Para los que ya lo vieron (alerta de spoilers)



"¡Aaah, pero la concha de la lora! ¡Carajo! ¡Mierda! ¡Puta!"

 Ahora sí, mis estimados, voy a desatar mi furia contra esta serie, cuyo último episodio me decepcionó a más no poder. Sí, ya estaba advertido de que si bien la calidad de KareKano como producción noventera era destacable, la manera en que termina era aborrecible, pero me imaginé al menos un final coherente; NI ESO PUDIERON. Le metieron mierda y más mierda a más no poder, un romance de personajes secundarios que quedaba más para episodios anteriores, una representación audiovisual pretenciosa que deja mucho que desear, unos diálogos del orto que recuerdan a los de ABURRIDOGATARI, y más pendejadas intolerables.

 Todo esto deja con un sabor de boca cuya descripción sería la siguiente: LA SERIE NO CUMPLE LO QUE PROMETE. Es más, voy a resumir el final episodio por episodio:
  • Capítulo 23: hasta aquí los personajes hacen los preparativos para presentar una obra de teatro en el festival cultural
  • Capitulo 24: reflexiones sobre la identidad de Arima y Miyazawa que se vuelven interesantes hasta que... ¡SORPRESA! Imágenes y audios random aparecen. ¿Obra de teatro? ¿Eso con qué se come? ¡A la mierda! Mezclemos las reflexiones ultrafilosóficas de Evangelion con un bosquejo de lo que 11 años después será Monogatari Series. ¡Sí, señor!
  • Capítulo 25: una absolutamente innecesaria muestra de lo que es la vida de las hermanas de Miyazawa (si esto también sale en el manga, lo siento por la autora, es súper aburrido).
  • Capítulo 26: "Y luego le dije, y luego me dijo, que le dije que le dijo", "consumación, miedo, indignación, alegría". C-A-G-A-D-A-S, así con mayúsculas y grabado en piedra.
 Sí, sé que me estoy centrando demasiado en el final, pero es que todo buen anime requiere cerrar con BROCHE DE ORO para culminar su grandiosidad y reafirmar que: "SÍ, SOY UNA SERIE CHINGONA DE LA REPUTÍSIMA MADRE Y TODOS USTEDES TIENEN QUE VERME, TROGLODITAS SUBNORMALES".

 Es por eso que considero adecuado ubicar a KareKano en un club de animus al que decidí llamar "los cagones": animes que pintaban para romperla, algunos incluso para ser obras de arte, pero terminaron cagándose en nosotros con su final, dando un giro de casi 180º a su calidad.


Inb4: "Danganronpa es adaptado de un videojuego y no tiene sentido esperar nada bueno de series de este tipo, ñaca ñaca".

 Cabe destacar que una de las aberraciones que más me dificultó disfrutar mejor de la serie fue el mal trabajo del subtitulador. Me costó encontrar un sitio para descargar la serie, y según veo en reviews de hace algunos años, en aquel entonces (cuando yo buscaba) era relativamente difícil de encontrarla en Internet, pero al parecer hoy en día está totalmente disponible. Por ello, creo necesario aquí hacer algunas recomendaciones para quienes quieran adentrarse en el mundo del FANSUB o mejorar en él:
  • Cuidá la transición entre subtítulos: no los desaparezcás mágicamente. Cuando un personaje habla seguido, o le habla a otro y este le responde inmediatamente, es un grave error el hacer que una oración desaparezca para dar paso a la otra. Es importante que, ni bien termine de hablar un personaje, se muestre lo que dice el otro personaje, no con una pausa que solo dificulta la lectura.
  • Utilizá un tamaño de letra adecuado: ni muy grande ni muy chico, sino lo normal.
  • Utilizá caracteres legibles: nada de Times New Roman o el estilo de Bajo la Misma Estrella, lo más funcional y común es Arial. Estamos subtitulando un video, no adornando pasteles de cumpleaños.


 Pero bueno, no todo es un infierno en esta producción audiovisual. La manera en que terminó pudo ser toda la mierda que fue, pero eso no le quita su esencia, esa magia que hace a KareKano tan único y especial. Por eso es que me dio penita bajarle de 8/10 a 5/10 solo por su manera de cerrar la historia. Vamos a analizar algunos aspectos clave en su desarrollo.

¡Perrrrrrrrrrrrrrsonajes!



 Yukino Miyazawa se comporta al principio como una hija de perra, pero poco a poco va enfocándose más en su lado tierno y amable, abandonando en cierta medida su personalidad casera, y con ella su vestimenta casera, debido a que desde el capítulo 5 ya rara vez se la ve con lentes, traje verde o pañoleta en casa; esto me pareció extraño y no sé si considerarlo un error de continuidad. En fin, ella es bastante madura y sabe cómo afrontar las dificultades: no chilla, no berrea, no se ahoga en un vaso de agua.


 Soichiro Arima es un joven muy idolatrado por las chicas: apuesto, amable e inteligente. No obstante, él tiene ojos solo para una: Miyazawa. Su relación con ella es bastante moderada: no son tan empalagosos ni tan distantes, sino como debe ser una pareja hecha y derecha. Las escenas donde se representa sus celos están muy bien hechas, el espectador se siente en el lugar del personaje y vive cada situación difícil por la que él pasa. Su infancia triste también caracteriza la soledad de este chico, que es hasta cierto punto muy dependiente de Miyazawa.


 Tsubasa Shibahime al principio parece una niña engreída, inmadura y celosa que solo quiere a Asaba para sí, pues es algo así como su amigo de la infancia. Luego ya sorprende con un lado de su personalidad que parece muy maduro para su edad, tal vez porque la soledad la ayudó a darse cuenta de muchas cosas, y además la conectó con quien después sería su hermanastro.


 Ikeda Kazuma aparenta ser de esos weones rebeldes que se creen independientes por estar en una banda, pero resulta ser un hermanito ideal para Tsubasa: sabe lo que se siente no encontrarte con nadie cuando llegás a casa, porque papá/mamá, el único vivo o la única viva, está trabajando.


 Hideaki Asaba es simplemente un metrosexual de relleno, algo así como el bufón de turno que cada anime tiene para distraer a los protagonistas de sus momentos difíciles o excesivamente serios.


 Los padres de Miyazawa son una pareja muy interesante: la típica madre tontita y el típico padre sobreprotector. El tipo tiene un enorme respeto por su padre, es decir, el abuelo de nuestra prota, pero sus conflictos con su suegro suelen ser graciosos, aunque en el fondo lo respeta.


 Este wey se llama Takefumi Tonami, pero yo le digo TOONAMI, porque sí. Su pasado es muy curioso, porque no en cualquier anime vemos a un personaje pasar de niñato blancón gordinflón a basquetbolista bronceado y flaco.


 Tsubaki Sakura es como un preludio de lo que 11 años después sería Suruga Kanbaru en Bakemonogatari: toda una marimacha hecha y derecha. Aunque eso no la priva de tener ciertos sentimientos hacia TOONAMI.


 Aya Sawada es uno de los personajes secundarios más interesantes: es dramaturga, escritora, fumadora, rebelde.., ¿qué más se puede pedir? Y no saca buenas calificaciones en el colegio, porque su filosofía de vida consiste en que si no sos bueno en algo, lo tenés que compensar siendo bueno en otra cosa.


 Maho Izawa es una envidiosa conspiradora que manda a sus tropas detrás de Miyazawa, difamándola como la cobarde que es. Es cierto que nuestra prota era una doble cara, pero no era para tanto. En fin, esta chica aprendió la lección y se volvió amiga de aquella a quien difamó, aunque de manera algo rápida y extraña, lo que le quita algo de realismo a la serie.


 No sé qué tan útil sea el personaje de Rika Sena en el manga, pero en el anime parece que estuviera de adorno. Además, su voz es molesta, cuando uno la escucha siente que Mickey Mouse es quien está hablando.

Capítulo 18: el plot twist más OMG de todos



 No puedo afirmar con certeza que este episodio es el clímax de KareKano, pero sí sé que representa un momento culminante en la relación de nuestros protas. Es más, este momento es tan impactante, que para dramatizarlo voy a relatártelo en actos:
  1. Primer acto (antes de ver el capítulo 18): ¡Oh! ¡Qué comedia romántica más interesante! Es todo tan gracioso, jajaja. Me gusta esta parejita, es tan tiernita.
  2. Segundo acto (durante el capítulo 18): ¿Pero qué mie...? ¿Arima le está tocando una teta a Miyazawa? No puede se... Dafuq? ¡¿No acaba ahí?! ¡¿Arima le acaba de decir a Miyazawa que quiere follar con ella?! ¡Qué pelado más arrecho, carajo! Oh wait... ¡¿No se va a quedar solo en palabr...?! ¡COÑO, ESTÁN FOLLANDO! ¡NO ME LO PUEDO CREER! ¡OH, DIOS MÍO, ESTO ES TAN TRAUMANTE! ¡Y YO QUE PENSÉ QUE SERÍA UN ANIMU INOCENTÓN COMO TODOS LOS DEMÁS ROMANCES!
  3. Tercer acto (después de ver el capítulo 18): (en posición fetal y con los ojos saltones) Tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito, tuvieron coito...
 Así es. fue un momento realmente inesperado, incluso para mí, que soy varón. ¡¿Cómo van a tener relaciones sexuales así como así?! ¡Estamos en un shōjo! ¡Más respeto, señores, por favor!

 No digo que haya sido algo malo. Es más, me alegra que haya sido con el consentimiento de Miyazawa y además que él la haya tratado gentilmente en el acto pero... ¡sí que fue un plot twist que me dejó con la palabra en la boca! Nadie se esperaría algo así de una serie con cierto toque de seriedad. Un recurso muy interesante y acertado para hacer que nos tomemos más en serio a KareKano, definitivamente.

¡Hora del OST!


 Sin duda alguna, la banda sonora de este anime quedará para la historia. Tiene canciones recordables, asimilables en su contenido y que concuerdan fielmente con los momentos que tratan de representar. Aquí hay algunas rolas para que disfrutés:


A esta le llamo "la canción de la papaya", porque parece que repite a cada rato "pa, paya pa, paya pa, papaya pa, paa pa pa,...", o tal vez sea "para pa...", pero bueh.


¡Eh! ¡Aquí sí se escucha claramente que dice "papaya"! La canción de la papaya 2.


Esta suena a como cuando tenés la mente en blanco o estás pensando en mamadas infantiles al más puro estilo kodomo.


Trompetas y percusión, ¿qué más puede pedir un latino?


Basta de risas, ahora vamos con los cortavenas. Esta rola va con los sentimientos de soledad de Arima.


Segunda canción de Arima, también para conmoverse un poquito.


Esta es una de las rolas más REPRESENTATIVAS de la serie, simplemente se te queda en la cabeza.


Esta también quedará haciendo eco en las paredes de tu cráneo.


Con esta recordaremos momentos tristes de Miyazawa.


Por último, una canción de despedida.

 Si querés escuchar todo el OST, hay una lista de reproducción en YouTube.

 Ahora bien, en cuanto al opening, llamado Tenshi no yubikiri (La promesa del ángel), está bastante bien; bonito, diría yo. Al final, cuando Arima y Miyawaza vuelan al sol tomados de las manos y la intérprete baja su tono de voz, como que esta presentación da cierto aire de melancolía, como el pensar: "Cuando termine esta serie, no podré ver más, porque no hay otras temporadas, y ahí acabó, en los años '90, sniff sniff".



 Sin embargo, el ending es más interesante, porque muestra distintos escenarios reales de alguna ciudad de Japón en cada capítulo; uno puede iimaginarse recorriendo esos lugares, tan pintorescos y agradables a la vista. La canción se llama Yumi no naka e (Ven al mundo de los sueños) y está interpretada por un dueto. El siguiente video es una recopilación que hice de todos los endings de la serie con los escenarios reales, ya que no encontré que alguien más haya subido algo parecido:


 El ending está basado en un clásico de los años '70, de Yousui Inoue:


 Esta rola se ha vuelto tan popular que, en 1989, la famosa Yuki Saito hizo su propio cover:


Veredicto


 Antes de escribir esta entrada, pensé en si realmente sería necesario hacerlo. Ahora que estoy terminándola, me digo a mí mismo: "Sí, era necesario". Me desquité de todas las emociones que me provocó el haber visto KareKano: alegría, tristeza, melancolía, pereza, suspenso, angustia, calma... Es una serie para reír y para llorar; a pesar de sus falencias, altamente RECOMENDABLE.

 Si fuera un anime cualquiera, no me habría motivado a hacer todo este post (y encima así de largo) acerca de él. Como este no es un blog de reseñas, no suelo subirlas por obligación o para rellenar el contenido, sino cuando un animu REALMENTE llama mi atención. Aunque, claro, como ya dije, mi intención no era hacer una reseña, sino más bien expresar y analizar varias cosas al respecto.

 Pude haber esperado a leer el manga para complementar datos, no lo hice por 3 razones:
  1. Esos quichicientos capítulos me dan pereza, y tras mi experiencia con Tonari no Kaibutsu-kun me propuse NUNCA MÁS leer un maldito shōjo.
  2. Prefiero dedicar el poco tiempo de vacaciones que tengo a otras actividades más productivas, allá si el manga es bueno o malo.
  3. Cuando uno está inspirado, creo que es crucial aprovechar el momento y las energías, porque se dejan estas cosas para días después, ya uno no escribirá con tanta motivación e incluso se le pasarán varias cosas interesantes que aportar.
 Entonces, ¿cuánto de puntuación le ponemos a este anime? Yo diría que 7/10.
  • Historia: 2/2
  • Narrativa: 1.5/2
  • Animación: 1.5/2
  • Sonido: 2/2
  • Final: 0/2