domingo, 28 de junio de 2015

Día mundial del orgullo NPBI


 Hoy, 28 de junio de 2030, celebramos uno de los más grandes avances históricos en la historia de la humanidad, que es la inclusión de la comunidad NPBI (necrófilos, pedófilos, bestialistas e incestuosos) en la sociedad contemporánea del mundo mundial. Gracias a esto, hemos deshecho los paradigmas retrógradas y conservadores de que el amor solo puede ser entre un hombre y una mujer, entre una persona y una persona, entre un adulto y un adulto, entre un vivo y un vivo, entre un desconocido y un desconocido. Hemos renunciado al prejuicio y optamos por el hecho de que no se puede censurar la libertad de amar, la libertad de gozar la vida en toda su plenitud y rikura.

 Esta fecha coincide con el día del orgullo LGBT, padre de las conquistas libertarias por los derechos humanos en el amor y en el afán, en la pasión y en la sexualidad. Las siglas NPBI son la máxima expresión de diversidad sexual: significan un compromiso con la inclusión social, una lucha por la igualdad, una lucha contra la discriminación. Los LGBT y los NPBI nos demuestran que es posible un mundo más mejor, y que el ser humano no debe reducirse a la miseria del conservadurismo, sino más bien ir a por la riqueza sexual de la diversidad y la conquista de su eterna libertad.

Historia


 La previa para que logremos este enorme avance fue la legalización del matrimonio homosexual en EEUU el 26 de junio de 2015, gracias al cual muchos sectores sociales se dieron cuenta de que sí se podía lograr un cambio cuando todos sacamos el pecho por nuestros ideales y perdemos el miedo al cambio. Por más que la Iglesia protestó, por más que berrinchearon los religiosos, por más que los cavernícolas pataleaban porque no querían aceptar la realidad de los nuevos tiempos, se logró algo enorme, y se logró con sudor y sacrificio.



 Posteriormente, el 28 de junio de 2018, se aprobó en la Constitución Política de Suecia, el país más avanzado y multicultural del mundo, el matrimonio entre personas con gran diferencia de edad, esto es, entre niños/adolescentes y adultos. Todo fue gracias a las protestas que se realizaron en varias partes del mundo, que le hicieron entender a la sociedad que para el amor no hay fronteras.

 Tiempo después, la prensa internacional se dio cuenta de que casi todas las denuncias de pedofilia en la Iglesia eran mentira, y entonces se empezó a hacer una campaña para llevar esta mentalidad sana y pura a los sacerdotes, para que acepten que tener sexo con niños era natural, y se alentó a que fueran pedófilos, porque el celibato y el pensamiento medieval solo reprime su libertad de amar y hace de la Iglesia una perra intolerante y cavernícola.



 Entre las personas que apoyaron estos movimientos progresistas están los loliconeros, amantes y amigos de los niños. Un loliconero es alguien que sigue el género lolicon, que consiste en series de anime (caricaturas chinas) donde hay una atracción sexual por los personajes infantiles. Estas personas decidieron apoyar nuestros deseos de una sociedad más avanzada, de un mundo inclusivo donde niños y adultos podamos convivir en el amor sin miedo a ser discriminados.



 Luego, el 25 de mayo de 2020 se aprobó en Bélgica el matrimonio entre personas de la misma sangre, es decir, el incesto. Muchos grupos conservadores utilizaban el argumento de que las tribus indígenas que practican el incesto eran una cultura aparte y que los de la civilización avanzada no podíamos tomarlos como ejemplo a seguir, pero se equivocaron. Los indígenas nos demostraron que el amor entre hermanos, entre padre e hija, entre madre e hijo, es algo inevitable y a lo que no se debe poner barreras. El incesto es una actitud normal del ser humano que debe ser aceptada y no reprimida, si está presente en culturas dizque "inferiores", ¿por qué no puede estar en la nuestra también?



 Y si solo eran los indígenas los que practicaban el incesto, ¿cómo se explica que, por ejemplo, en Japón, un país tan avanzado y tecnológicamente superior a cualquier otro, haya estado teniendo entre sus prácticas comunes el amor entre hermanos? El furor incestuoso empezó en 2010, cuando empezó a transmitirse por televisión la serie Ore no Imouto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai (Mi hermanita no puede ser así de encantadora), mejor conocida como OreImo. Así, una vez más, los otakus ayudan a la construcción de un mundo mejor, más liberal y más avanzado.



 Pasaron unos años y el 17 de mayo de 2025 se aprobó en Holanda, el segundo país más avanzado y multicultural del mundo, el matrimonio entre seres vivos de diferente especie; esto es el bestialismo, amor entre un homosapiens y un no-homosapiens. Esta conquista fue aprobada en el Parlamento luego de una lucha con viejos amargados que quisieron imponer su autoritarismo con discursos llenos de odio. Lo que pasa es que, cuando queremos a nuestros gatitos, a nuestros perritos, a nuestras mascotas, no podemos evitar sentir cierta atracción por ellos, y entonces surge un vínculo de pasión que nos lleva a querer una relación sentimental con ellos; y es que la humanidad da tanto asco que ya no podemos confiar en ella, los animales son mil veces mejor, más fieles, y nunca piden nada a cambio.


 Para que esta ley sea por fin reconocida, hubo influencia de diversos movimientos, entre ellos el furry, que empezó a tener su auge desde 2011, cuando fans de la serie My Little Pony (llamados "bronies") hicieron sentir su presencia en 4chan, el maestro por excelencia de los sitios web que promueven la libertad de expresión. Los bronies empezaron a ver tutoriales de YouTube sobre diseño gráfico (y hubo una enorme subida de ventas de tabletas digitalizadoras) y decidieron dar un impulso a su creatividad, satisfaciendo así sus deseos amorosos, pasionarios y sexuales, al plasmar a esos tiernos caballitos, tan simpáticos de la televisión infantil, en cuerpos antropomórficos inspiradores de seducción y belleza.


 Sin embargo, el furor del amor por los animales alcanzó su pico más alto en 2015, con el lanzamiento del tráiler de Zootopia, novedosa producción de Disney Pixar que desató gran expectativa hasta llegar a la locura por los animales en 2016. El concepto de animales que hablan nunca había sido tan atractivo, pues la trama de este filme se centra en una ciudad poblada de animales, algo nunca antes visto y, por tanto, admirable.


 Finalmente, el 31 de octubre de 2028 se aprobó en Francia el matrimonio entre personas de diferente estado orgánico, es decir, entre un vivo y un muerto. Gracias a este avance, miles de personas con deseos reprimidos por la dictadura de los conservadores empezaron a expresar libremente su amor por los fallecidos. Los franceses, en especial los parisinos, habitantes de la Meca del amor, empezaron a reflexionar: ¿Por qué el amor y fidelidad a nuestra pareja debía darse solo hasta que la muerte nos separe? ¿Por qué no continuar? Entonces, se dieron cuenta de que luego de tantas conquistas por la libre expresión del amor en el mundo, faltaba lograr la más esencial de todas: la necrofilia.


 En 2005 se había estrenado El cadáver de la novia, película cuya trama se centra en la relación necrofílica entre Víctor y Emily. Sin embargo, nadie había prestado atención a su mensaje, que constituía una reivindicación del amor sin fronteras, de que un cadáver sigue siendo digno de amor y fidelidad. ¿Por qué nadie se había fijado en la moraleja de esta obra maestra? Porque en ese entonces la gente era necrófoba, no por nada se censuraban muchos sitios web donde había cuerpos muertos en exposición.


 No obstante, no sería hasta 2012 cuando surgiría un desenfrenado interés por los cuerpos muertos gracias a que Dross, un YouTuber venezolano experto en casos paranormales, subió un video donde hablaba sobre la deep web, el lado oscuro de Internet, cuyo acceso acarrea riesgos inconmensurables. Pero Dross no se contentó con eso, pues ya en octubre de 2013, habiendo decidido cambiar de contenido, empezó a subir videos perturbadores: los famosos Top 7s que tanto lo caracterizan. De ahí para adelante, su nivel de carisma aumentó a más de 8000 e incluso hizo que el nivel de interés de los infantes en este tipo de temas crezca descabelladamente. Eran los mal llamados "niños rata" quienes buscaron contenido prohibido en la deep web para satisfacer su morbo, sentimiento que representa la cúspide de la libertad individual; y así comenzó lo que sería una lucha por la aceptación de la necrofilia en la sociedad.

Metas

 Aunque ya se hayan conquistado los derechos de la población NPBI, aún hay mucho por lograr, porque hay grupos de personas con diferente orientación sexual que todavía se sienten discriminados a pesar de todo el progreso logrado en el mundo.


 Por ejemplo, los otakus aún sienten que nadie ha prestado atención a su afición por las waifus, personajes de anime de los que se sienten enamorados. Si legalizamos el matrimonio entre personas de diferente dimensión, es decir, de alguien en 2D y alguien en 3D, habremos dado un paso más hacia el progreso, uno de los miles de millones que faltan.


 También hace falta que se legalice el sadomasoquismo, orientación sexual completamente natural y aceptable. Esta conducta es normalmente rechazada por viejas amargadas del pasado, que todavía creen en el sexo suave y tranquilo. No obstante, ya se ha logrado un paso enorme con la despenalización del sadomasoquismo en México, gracias a que el pasado 12 de febrero se reunieron jóvenes entusiastas para protestar reclamando sus derechos, inspiradas por la película 50 sombras de Grey.

Apología a la libertad


 Todas las conquistas por los derechos humanos en los últimos 3 siglos encuentran su inspiración en personas que lucharon por un mundo mejor, en personas que rechazaban la represión y el hostigamiento por parte de dogmas que nos enceguecen. Estas personas eran los masones, grandes maestros de la igualdad y la fraternidad. Gracias a ellos la humanidad fue dándose cuenta de cuán dañino era el ser conservador, el ser retrógrada, el ser medieval.


 Diversas personalidades enaltecen el derecho humano a la libertad, fundamental a la hora de lograr una conquista social. No por nada Mario Vergas Chosa escribe contra los malvados dictadores autoritarios del mundo contemporáneo cada domingo, pues sus artículos son publicados en el suplemento Séptimo Día del diario boliviano El Deber.


 También encontramos inspiración en el sionismo, movimiento que en la máxima plenitud de sus derechos reconoce que hay ciertos prejuicios de la humanidad contra las minorías. Las personas con diferente orientación sexual nos sentimos tan discriminados como los judíos, porque a la gente le gusta lanzar un discurso de odio para hacernos ver como villanos, cuando en realidad los villanos son ellos. Nosotros somos los héroes que reclamamos una reivindicación en conjunto para luchar contra el odio y el racismo, luchar contra la intolerancia.


 Por eso es que creemos necesario iniciar una cruzada por la libertad. Así como los cristianos quisieron apoderarse de Israel en la Edad Media porque su insignificante librito decía que era tierra sagrada, también nosotros, los discriminados, queremos acabar con la intolerancia, con el racismo, con la homofobia y la xenofobia. Para ello necesitamos el apoyo de todos ustedes, internautas, para así conquistar la libertad de expresión en su máxima plenitud y demostrarle al mundo quién manda.

 Así como Lenin logró implantar la dictadura del proletariado, también nosotros consolidaremos la dictadura de las minorías. Solo cuando la humanidad se entere de que sus paradigmas de la edad de las cavernas no sirven ni para limpiarse el recto, es cuando se abrirá el camino hacia un mundo feliz.

 Ser NPBI significa mucho más que tener diversidad sexual, significa ser abierto de mente, ser hedonista y yoloísta sin miedo a la censura. El hedonismo es la filosofía de los triunfadores, es la clave del éxito. El hedonismo va más allá de solo conseguir placer: se trata de conquistar la libertad y el deseo. El yoloísmo es apoyar el #YOLO (You Only Live Once), porque planear a corto plazo es mejor que ser un amargado y planear a largo plazo; porque la vida solo se vive una vez, y si no la disfrutamos no habremos sido felices. La felicidad debe ser el fin único del desarrollo humano, la felicidad es hamor, la felicidad es bida.

 Por eso y mucho más, me siento orgulloso de decir #LoveWins, porque el amor sin fronteras es como un río caudaloso que corre en los labios vírgenes de la plenitud ostentosa. El amor es infinito, el amor es pasional. No siento vergüenza de decir #SoyNPBI porque rechazo el atraso y la represión de los sentimientos humanos. ¿Y tú, apoyas el progreso?