miércoles, 15 de abril de 2015

Cinco frases estúpidas que dice la gente posmoderna



 Vivimos en una época donde estamos más expuestos a la información que Arabia Saudita abriendo el ojete para la garcha petrolera de Estados Unidos. Esta exposición tiene puntos buenos y puntos malos, pero nadie resalta los contras porque es más fácil ir a favor de los pros para no quedar como hipócrita, como esos trotskos que se vanaglorian de luchar por la dictadura del proletariado a través de sus dispositivos capitalistas último modelo.

 Sin embargo, ¿por qué nos da miedo quedar como hipócritas? ¿Será porque le damos demasiada importancia a nuestra imagen personal (a.k.a. elevar nuestro ego siendo famosos o conocidos) y a quedar bien al apoyar lo malo? Está de moda lo malo, está de moda el mierdismo.

 El mierdismo es una filosofía de vida que consiste en seguir la mierda se promueve en el mundo aun a costa de nuestros valores y principios, de nuestra dignidad. Los romanos practicaban el mierdismo, pero esto nadie nos lo cuenta porque se resaltan más los aportes del Imperio Romano a la civilización occidental que la situación de su sociedad en su decadencia. ¿Será que así también las generaciones futuras nos recordarán más por los grandes personajes de los siglos XIX y XX que por las cagadas populares en este siglo XXI? Me gustaría decir "seguro que sí", pero no sé si iremos a sobrevivir hasta entonces, como van las cosas parece que todo el mundo se apega a los malos valores de la civilización occidental como moscas volando sobre mierda.

 No digo que nuestra cultura no tenga buenos valores, sino que los está perdiendo, y a la vez los reemplaza con otros que se hacen ver como buenos. "Libertad, igualdad, democracia" se ha convertido en la consigna más eufemista y ambigua que encontramos en los medios de comunicación. Muchas veces nos hablan de libertad en vez de libertinaje, de igualdad en vez de antinaturalidad, de democracia, en vez de dictadura de las minorías.

 Pero bueno, basta de palabrería política, no nos desviemos del tema. Estábamos hablando de que hay sobrecarga de información (inb4 "no me digas") gracias a que Internet nos permite acceder a una enorme cantidad de datos, entre los cuales se encuentran las frases, el punto de atención del tema a tratar a lo largo de estos párrafos.

 Las frases inspiran, intimidan, conmueven, provocan un sinnúmero de sentimientos y emociones, y más aún ahora que pueden ser compartidas mediante imágenes a través de las redes sociales. Desde la humilde psicopedagoga que quiere dar un mensaje de esperanza a sus contactos hasta la ridícula de mierda que se cree la verga lanzando indirectas a sus exnovios o a las amigas con las que se peleó. Desde el hombre sabio y prudente que quiere hacer reflexionar a otros usuarios hasta el imbécil que se siente identificado con situaciones cotidianas muy originales y ve la necesidad de compartirlo a sus amigos con humor de 2012.

 En fin, entre tantas frases que se comparten por las redes sociales, hay algunas que se repiten no solo en imágenes sino también en comentarios. Quien las escribe suele ser visto como un campeón por los demás usuarios, pues pareciera que triunfar en un debate por la red se ha convertido en un nuevo deporte.


"Cancela todas mis reuniones, alguien está equivocado en Internet"

 Hay gente que por un momento deja de hacer la tarea, de estudiar para el examen o incluso de fritar el arroz para lograr la gran hazaña de sus vidas: tener la razón en Internet. Gente que probablemente nunca vaya a ganar un debate en la vida real, o que quiere elevar su ego creyéndose portadora de una filosofía de vida revolucionaria. Hablamos de, una vez más, el mierdismo.

 Así pues, hoy veremos las 5 frases más representativas del mierdismo, o dicho de otra manera, las 5 frases más estúpidas que dice la gente posmoderna (bueno, quizá no las más estúpidas o representativas, pero sí las que recordé).

1. Si no te gusta no lo veas


 Utilizada cuando uno se acostumbra a vivir en un mundo de mentiras y a refugiarse de la terrible realidad en mundos utópicos donde nadie critica nada. Como consecuencia de esto, cuando alguien te sale con esta frase, normalmente es porque heriste su ego, su mundo de perfección y felicidad.

 Si bien es cierto que hay gente quejona que harta de tanto parlotear y no actuar, tampoco es adecuado generalizar y usar esta frase contra todo aquel que se queje de algo. Una persona madura acepta las críticas y aspira a ser mejor, anular las opiniones contrarias mediante esta frase es algo típico de los mediocres.

 El "si no te gusta no lo veas" se utiliza casi por lo general con videos musicales, videos virales, documentales, series, películas, imágenes, memes o cualquier otro contenido audiovisual que genere opiniones disconformes. Sin embargo, también está la variante "si no te gusta no la escuches" para referirse a las canciones; o el "si no te gusta no critiques".

2. Que cada uno haga lo que quiera con su vida


 Algunas frases relacionadas son: "Cada quién con sus gustos", "allá él/ella/ellos/ellas" y "vive y deja vivir". A veces suelen ir acompañadas de un egoísta y pretencioso "mientras no me afecte..."

Puede ser considerada una variante del #YOLO, ya que para ser un sinónimo tendría que referirse a vivir la vida "en su máxima plenitud", pero esta frase incluye a los amargados y no solo a los que quieren "vivir felices" y son "privados de su libertad" por las críticas de alguien.

 Está mal querer controlar a los demás como si fuéramos dictadores o dueños de la verdad, pero tampoco vayamos a hacernos los independientes al ignorar los males del mundo. Si algo no nos afecta directamente, lo hace indirectamente. Por tanto, al decir "que cada uno haga lo que quiera con su vida" estás olvidándote de que hay violadores, pedófilos, maleantes, narcos y sicarios al acecho.

 ¿Que estoy exagerando? Claro que estoy exagerando, ahora vamos a por cosas más moderadas: aquellos que disfrutan del ero-guro, los que ven hentai furry, los que escuchan reggaeton, los que ven porno a menudo, las mujeres que se visten como putas, ¡hay que respetarlos! Son inocentes ciudadanos ejerciendo sus derechos individuales, o al menos ese es el eufemismo con el que más se los describe, porque lo malo se ha vuelto algo tan normal que ya no nos avergonzamos de ello (para más información leer el libro "Patas arriba: la escuela del mundo al revés", de Eduardo Galeano).

3. Yo sé de lo que hablo porque vivo aquí


 Estas palabras suelen ser mencionadas en debates geopolíticos cuando el individuo se enoja porque alguien niega la crisis que sufre su país, ¡como si vivir ahí fuera suficiente para tener razón en todo!

 No hay duda de que las crisis son duras, de que no nos gusta que la gente niegue nuestro sufrimiento o pretenda que no existe, pero hay veces en las que los extranjeros están mejor informados que nosotros respecto a lo que pasa en nuestra nación, y no solo los extranjeros sino también los de otros estados, departamentos, provincias, ciudades o pueblo respecto a nuestra ciudad o región.

 Es común, sobretodo, ver gente de Venezuela que utiliza esta frase, ya que hay un fuerte debate entre si Maduro es un inepto, si Estados Unidos debe intervenir ahí, si hay un complot para acabar con el chavismo, si los logros de Chávez no son continuados por Maduro, si Chávez realmente logró grandes cosas, si no hay productos básicos por culpa de la ineptitud de las transnacionales y cosas así.

 Es importante tomar en cuenta algo: tu opinión es tu opinión, otra cosa es que sea respaldada con pruebas y testimonios. Puede que yo me queje de mi gobierno y crea que es una dictadura que promulga una ideología que odio con toda mi alma, por tanto, soy propenso a falsificar pruebas o a sacar las cosas de contexto y así dejarme cegar por el fanatismo político para deformar la imagen de los hechos al mostrarla a gente de otros países. Mientras tanto, mis vecinos están de acuerdo con las políticas de mi gobierno, y para anular su opinión o invalidar su voz solo tengo que decir que "el gobierno les lavó el cerebro".

 No digo que todo gobierno sea bueno, sino que no es muy sensato creer que el vivir en un lugar nos da todo el derecho de anular la opinión de los que no viven ahí, siempre es bueno saber escuchar.

4. Si tanto te gusta ese país vete a vivir ahí


 Suele ser utilizada, también en debates geopolíticos, cuando alguien habla de un lugar donde predomina una ideología con la que uno no está de acuerdo. Podríamos decir que es el "si no te gusta no lo veas" al revés, o sea, una especie de "si tanto te gusta velo de una vez".

 Normalmente esta frase la blanden como espada para atacar a los que hablan bien de Corea del Norte, Irán, Rusia, etcétera. Claro que, también hay fanáticos que se la pasan hablando de ciertos países como si fueran grandes paraísos, y harta tanto tener que soportar sus comentarios frecuentes sobre aquello, que a uno no le queda de otra que mandar al interlocutor al carajo, en otras palabras, de mandarlo a vivir ahí.

 No obstante, también se usa para mandar al carajo a los que elogian en exceso a países liberales, paraísos posmodernos, como ser Estados Unidos o los de la Unión Europea, alegando que estas personas tienen frustrado el sueño americano (entre otros sueños de viajes), además de la mala suerte de haber nacido en países tercermundistas, y que "si tanto quieren irse a vivir ahí por qué no trabajan, ahorran y se van".

 Es gracioso ver seudointelectuales geopolíticos insultándose los unos a los otros, pero también hay que tomar en cuenta el contexto de los países. Por ejemplo, podemos mandar al contrincante a "irse a vivir" a la U.E. porque sus países son liberales, pero no podemos hacer lo mismo con Corea del Norte porque es un país algo cerrado a los extranjeros, sin embargo esto no lo hace automáticamente malo sino que es "así nomás", lo mismo con Bolivia y su exigencia de visas a los israelíes, y otros más.

 Tenemos muy arraigada la creencia de que "si un país extranjero no me da oportunidades, entonces no es bueno", pero es mejor ser comprensivos, no dejemos que nuestras ideologías se interpongan tanto con el uso de la razón, hay que poner siempre las cosas en contexto.

5. Todo tiene sus pros y contras


 A simple vista no parece una mala frase, de hecho tiene mucha coherencia y es sensato pensar que nada es 100% bueno o 100% malo, lo cierto es que tomar esta frase muy en serio puede jodernos el coco. Si pensaras que tu madre tiene pros y contras en su funeral, ¿valdría la pena llorar? ¿Por qué hacerlo si también era una vieja cascarrabias?

 Todos tenemos algo en que creer: ideales, religiones, principios, valores...Si pensáramos que todo tiene sus ventajas y desventajas todo el tiempo, estaríamos más confundidos que la mierda. Es importante mantener la cordura y estar parcializados de vez en cuando.

 Además, mucha gente que predica que "todo tiene sus pros y contras" suele darle más importancia a los pros que a los contras, sobretodo si se trata de comportamientos, hábitos y actitudes nocivas o perjudiciales, "sabemos que está mal, pero igual lo hacemos". Fumar, drogarse, ser sedentarios, ser rebeldes, tiene sus pros y sus contras, pero mejor si le presto más atención a los pros porque "nada se puede hacer". Rendirse está de moda, ser conformistas está de moda.

Extra: cada uno tiene su punto de vista


 Lo normal es que alguien utilice esta frase cuando no tenga argumentos para defender su posición, cuando siente debilidad y busca disimularla. Todos tenemos puntos de vista respecto a las cosas, sí, pero la "ley de los puntos de vista" no se aplica para todo, muchos la aplican de manera inadecuada.

 El debate enriquece, nos hace compartir conocimientos y corregirnos los unos a los otros en pensamientos equivocados. Sí, hay pensamientos equivocados, si "cada uno" tuviera "su punto de vista", entonces no habría nada establecido y al final nos confundimos todos. ¿O acaso puedo decirte que 2 y 2 son 5, que ese es mi punto de vista y que debés respetarlo por el simple hecho de "validar" mi "libertad de expresión"?

 Esto de criticar hasta las cosas más incuestionables y claras es, en parte, producto del marxismo cultural, promovido por la Escuela de Frankfurt para confundirnos con el pretexto de que hay que cuestionarlo todo, dizque filosofar, y que además no existe autoridad alguna. Así como hay una cadena alimenticia, hay jerarquías, la naturaleza establece autoridades (sociales, morales, etc.) y el ser humano debe aprender a respetarlas. Si bien es cierto que tampoco hay que ser unas ovejas 100% obedientes del rebaño, tampoco es que debamos abogar por la anarquía absoluta y cuestionar sin necesidad de hacerlo. Hasta donde sabemos, los humanos somos especiales en la naturaleza, porque somos, según se sabe, el único animal racional, capaz de pensar, por tanto no debemos obedecer del todo a la naturaleza ni salirnos con la nuestra, sino más bien ir hacia el equilibrio entre ambos: lo natural y lo artificial.

Conclusiones


 Me gustaría colocar esta entrada en la sección "Humor friki" porque utilizo bastantes groserías y lenguaje hostil hacia gente detestable, pero entre broma y broma la verdad se asoma. Ahora bien, si querés ver algo un poco más serio tocando temas parecidos, leé esta otra cosa de acá.

 No pensé que iría a escribir otra entrada tan rápido, fue muy repentino. Todo porque luego de ver un video de YellowMellow me hicieron reír algunos de sus argumentos (a pesar de que estoy de acuerdo con otros) para detestar a la gente que detesta, y por tanto quise refutarla como el amargado antisistema seudointelectual que soy.

 Así que eso es todo por ahora, chicocos pericocos, hasta otra.