martes, 30 de diciembre de 2014

Los retos de la ciencia en este siglo XXI

Analizando algunas ilustraciones de artistas del siglo XIX que representaban cómo sería la vida del hombre en el año 2000, me di cuenta de que (independientemente de qué tan serio haya querido ser quien las dibujó) se notaba cierta inocencia de parte de la mentalidad de la época. Y es que para tratar de predecir algo basándose en la ciencia y en la tecnología, debemos primero observar a nuestro alrededor y ver cuáles son las necesidades más importantes de nuestra gente. Pero no solo para predecir eso, sino también para desarrollar cosas que solucionen total o parcialmente ciertos problemas de nuestra civilización. Dicho todo lo anterior, a lo largo de esta entrada procederé a postular ciertas necesidades que, a mi juicio, el ser humano necesita satisfacer mediante el desarrollo de su ingenio para hacerlo, esto es, con la aplicación de la ciencia y sus métodos.


La hibridación de energía es algo muy útil a la hora de situaciones críticas. No podemos depender de la energía eléctrica para siempre, tienen que haber alternativas para que, por ejemplo, en caso de una tormenta eléctrica que corte la energía de una ciudad, la gente no se preocupe y pueda continuar haciendo sus trabajos con otra fuente de energía en sus casas tranquilamente (hay que estar conscientes que poco a poco nos vamos adentrando en una dependencia a las nuevas tecnologías, lo cual no digo que esté mal, sino que es algo delicado si solo pensamos en la electricidad para hacer funcionar nuestros aparatos). El mundo se digitaliza cada vez más, necesitamos tener alternativas para su manejo y así correr menos riesgo de caos.

Por otro lado, tenemos que tomar en cuenta que lo que hoy consideramos correcto moralmente, muy probablemente no será visto de la misma manera de aquí a 100 años. De algún modo, seguro la gente preferirá quedarse en sus casas y navegar por Internet que salir a las afueras (práctica que no creo que desaparezca del todo, sino que se verá un poco más reducida), más aun con la implementación de las impresoras 3D, que podrían significar un gran paso al sedentarismo individual humano, ya que nos darían la posibilidad de tener nuestra "propia fábrica casera". Comprar cosas sin necesidad de ir a un supermercado u ordenarlas por la red para que alguien tenga que traerte un paquete, diseñar tus propios objetos con un programa de diseño gráfico en tres dimensiones para ponerlo en venta por la red y que otros puedan imprimirlo en sus casas, y todo a cambio de pago digital, el mundo futuro será muy fascinante. Lo que quiero decir es que no andemos de moralfags queriendo evitar un futuro más cómodo para la humanidad, sino que más bien hagamos lo posible por adaptarnos a este tipo de cambios ya que ahora más que nunca suceden a gran velocidad.

Otro punto que quiero tocar es que, vivimos en una cultura del estrés y el no querer desperdiciar tiempo puede ser fatal para nuestra salud al hacerlo todo "a la rápida" y cosas por el estilo. Un buen modo de evitar este tipo de cosas es disminuir el tiempo en que tardamos el hacer tareas cotidianas, como ser barrer, limpiar, cocinar, lavar el auto, lavarnos las manos, etc. Ciertamente muchos proponen el uso de robots como sirvientes, pero si vemos la situación como "androides que caminan y hablan como humanos y se tardan el mismo tiempo que nosotros en hacer las tareas domésticas", entonces no creo que los robots sean algo muy viable en ese sentido. Por ejemplo, para lavarte las manos tenés que abrir el grifo, ponerlas debajo del mismo para que se mojen y demás; ahora bien, ¿cómo podríamos hacer que esta acción sea más efectiva y rápida? Digo efectiva porque supongo que por más higiénico que sea un jabón, no elimina todas las bacterias perjudiciales de las manos y siempre queda un porcentaje de riesgo de contaminación al tomar un alimento con las mismas e ingerirlo. Una opción sería una especie de "escáner antibacterias", algo como lo de la siguiente imagen:


Sí, lo dibujé yo. Técnicamente es un aparato que escanea objetos en busca de suciedad o parásitos en alguna superficie (o tal vez también por dentro, de algún u otro modo) mientras al mismo tiempo absorbe dichas cosas y las transforma en alguna sustancia que se almacena en ese cajón rectangular negro que tiene en la parte trasera, el cual se puede sacar para tirar a la basura y volverlo a colocar al aparato. Como se puede ver, tiene una placa con circuitos por dentro, los cuales transmiten información de lo que se desea eliminar; la transmiten a alguno de esos disparadores láser adjuntos al cajón, cada disparador absorbe cierto tipo de sustancias y las transporta al cajón. La información se introduce mediante esos dos cilindros en la parte delantera, que por fuera sobresalen en forma un par de botones o algo que se pueda girar. Sin embargo esto suena algo anticuado, sería más conveniente que esos cilindros sean proyectores de pantallas para que se pueda disponer de más opciones o comandos para elegir y dar al aparato. Sería una revolución en el mundo de la cotidianidad porque nos permitiría acceder a la higiene sin necesidad de utilizar agua, recurso por el cual temen que se libre una Tercera Guerra Mundial. Podría servir no solo para "lavarse las manos" sino también para lavar el auto, limpiar el piso, lavar los platos y demás.

Otro aspecto a considerar sobre lo que necesitamos es la distribución de las redes de metro en más ciudades donde hacen falta. Además de idear algún modo de transporte que no implique aguantar tanto el tráfico. Sobre esto, una vez vi un documental del popular físico Michio Kaku donde se exponían ciertos descubrimientos que tenían futuro, como los nanotubos de carbono o imanes que flotaban en una superficie que expulsaba cierto gas gracias a la mezcla de ciertas sustancias vertidas en esta. Se podrían fabricar vehículos que en vez de ruedas tengan esos imanes por debajo y puedan flotar por unas vías especiales que tengan dichas sustancias. Así, cuando haya mucho tráfico, uno podría pasar por encima de los otros, claro que, siempre y cuando dichos vehículos estén hechos de algún material suficientemente resistente como para aguantar posibles choques verticales.

También la medicación personalizada es imprescindible para una buena salud humana en el futuro. Sería mejor que cada persona tenga el derecho de que sus genes sean analizados para ver a qué tipo de enfermedades tiene predisposición y qué tipo de tratamiento o medicación podría ser eficaz contra estas (claro que, a un costo accesible y no solo para "ricachones").

Es imprescindible que haya un avance respecto a la toma de imágenes. La invención de la fotografía en 1826 fue un avance muy grande para la humanidad (aunque tardó más de una década en perfeccionarse), a pesar de esto hay un límite en la vista que podemos tener de lo que se ve en una fotografía. Por ejemplo, cuando ves la foto de un árbol podés ver al árbol y tal vez el césped que lo rodea, pero no podés ver las ramas que ocultan sus hojas, o a las hormigas que caminan en una de esas ramas, o al niño que se ocultaba detrás del árbol al momento de tomarse la foto. Así, deduzco que se debería desarrollar un modo de registrar objetos y paisajes de modo tridimensional para así ya no tener tantas limitaciones en cuanto a vista. Sin embargo, una vez registrado algo, ¿Cómo se podría representar? Tal vez mediante un programa o aplicación que permita ver imágenes 3D así como Google SketchUp, o mediante hologramas que poco a poco se irían desarrollando hasta hacerse "HD".

████████████████████████████████████████████████████████████████

 Había dejado esta entrada sin editar desde el 30 de noviembre de 2013, la habría terminado de escribir con mucho gusto y gran facilidad, pero lo que me impidió hacerlo fue esa imagen de más arriba. Es un dibujo que hice en las 2 páginas finales de un libro que estaba leyendo en ese tiempo (La Política, de Aristóteles). Temía que la idea me pudiera ser robada y termine corriendo la misma suerte que Nikola Tesla. No quiero ser malinterpretado, no es que me compare con él, nada que ver, yo nomás soy un pobre ciudadano que tiene ideas que compartir, como cualquier otra persona. Tesla es todo un ejemplo a seguir, pero yo me di cuenta de que la ciencia no era lo mío, así que decidí irme por la rama de las humanidades; tal vez si tuviera una personalidad más arriesgada y con disposición a la indiferencia ante el peligro de fracasar en experimentos científicos hubiera seguido tal interés, pero lamentablemente mi naturaleza no es así. Entonces, decidí que ya era hora de publicar esta entrada, sin importar que tenga adjunto ese dibujo, porque al fin y al cabo es solo un "boceto" y no está bien estructurado debido a mi falta de suficiente conocimiento científico para poder llevar a cabo semejante proyecto (podría dejarlo para después, pero soy muy impaciente).

 Por otro lado, decidí dejar todo lo escrito arriba tal y como lo dejé ese año, a pesar de que ahora no estoy de acuerdo con algunas cosas. Así que lo que haré a continuación es agregar algunas cosas más, no sin antes advertir que esta será mi última entrada del treceavo (sí, este siglo comienza en 2001 y no en el 2000) periodo de traslación de la Tierra dentro de lo que es el tercer milenio después de Cristo.

████████████████████████████████████████████████████████████████

 Una tarea difícil (pero menester) es acabar con el corporativismo farmacéutico, para que así estemos más seguros sobre lo que consumimos para combatir enfermedades y lo bien o mal que hacen estas sustancias a nuestro organismo. Actualmente se habla de alternativas como la homeopatía, la medicina natural y cosas por el estilo, pero muchos de los que promueven esto son tachados de "conspiranoicos", razón por la cual hay una guerra de información entre los "defensores de las compañías farmacéuticas" y los "naturalistas y homeópatas". ¿A quién creerle? ¡Sepa la bola! Pero lo cierto es que, mientras existan intereses por parte de ciertas empresas, no servirá de mucho que hayan progresos en la medicina, así que habrá que pensar en modos de contrarrestar esta avaricia para que tantos descubrimientos no sean en vano.

 Otro punto importantísimo es regular (no necesariamente atrasar) el desarrollo ciertos avances tecnológicos (como Internet y la telefonía celular), porque sirven de herramienta para que los gobiernos abusen de su acceso a nuestra información y hagan de las suyas. Ya vimos lo que pasa con la CIA y Google, ya vimos lo que destaparon personas como Julian Assange, Edward Snowden y Bradley Manning. El ser humano hoy en día es muy fácilmente tentado por el poder, y si la ciencia le da poder sobre la naturaleza, puede llegar a cometer las locuras más inimaginables. Sí, sé que esto no solo se aplica a la tecnología, sino también a otras ramas de la ciencia, pero tal parece que en esta su potencial destructor se hace más evidente.

 En fin, eso es todo. Gracias a todas las personas que me han ido leyendo a lo largo de este año (o de vez en cuando). Sé que esto es palabrería del orto que se repite una y otra vez, pero tengo que decirlo: que pasen un chévere año nuevo y que cumplan sus metas fijadas p'al 2015, si es que se fijan alguna, y si no, que les vaya mejor que en este año. ¡Sayonara!