sábado, 16 de agosto de 2014

Recomendaciones de libros — "La verdadera tierra" e "Iris"


 Conseguí este libro (edición de 1985) junto a otros en una Feria del Libro que se realizó más o menos por septiembre del 2013 en mi instituto, esperaba un momento especial para leerlo porque no me gustan las interrupciones, y al fin me di tiempo en mayo. Antes de leerlo tenía miedo de que pierda mi tiempo haciéndolo y de que me termine aburriendo, pero para mi suerte sucedió lo contrario.

 La contraportada dice:

"La Verdadera Tierra, una de las más destacadas obras de Caldwell, es también en la presente versión castellana, la más importante traducción literaria llevada a cabo por el gran novelista Juan Carlos Onetti. Una familia que ha abandonado el campo vive la difícil adaptación al medio suburbano de una localidad sureña. En la prosa directa y económica que es habitual en Caldwell, asistimos a la trayectoria incierta de un variado núcleo familiar: Chism, el padre, de carácter agrio y ambiciones confusas; el abuelo, padre de Chism, viejo pionero amargado por la pérdida de su parcela de tierra; los hijos de Chism, un joven abogado, una veinteañera casada con un desarraigado, una colegiala, un menor objeto de corrupción y una camarera en un bar equívoco. En este mundo sórdido, donde imperan la sevicia, la violación, el alcoholismo, la politiquería demagógica, y finalmente el crimen, el vigoroso arte narrativo de Caldwell traza el fresco sobrecogedor de unos destinos maltrechos."

 Un señor llamado Óscar Brox escribe en una página web:

"En la década de los 40, entre los estertores políticos del new deal y la intervención en la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos vivía un momento de reforma en el que se podía advertir su futuro más inminente sin por ello perder de vista el pasado del que procedían. Ese instante en el que, como en un cruce de caminos, cada hombre debía elegir a qué visión de América pertenecer, la que cultivaran Steinbeck y Dorothea Lange o la que preconizara el incipiente cosmopolitismo. Erskine Caldwell siempre estuvo del lado de la primera, de la América del campesinado, el desarraigo y el vagabundeo; de las sagas familiares que intentaban resistir los vientos de cambio mientras apenas conservaban fuerzas para mantener sus débiles estructuras patriarcales. En esa lucha, tan denodada como fallida, Caldwell encontró un territorio en el que explorar las emociones y los efectos morales del progreso social, los restos del naufragio y esa violencia rural que delata los últimos coletazos de una forma de vida en pleno eclipse. (...)

(...) Un retrato fiero y gélido, donde no existe la amistad masculina y el padre es una figura tan frágil e inestable como autoritaria. Una historia donde su autor vuelve una y otra vez sobre el peso de las decisiones y el poco espacio para razonar del que disponemos cuando nos hallamos entre la espada y la pared; donde se discute la entidad de la familia a la vieja usanza y la obcecación por preservar los lazos como si se nos fuera la vida en ello. Esos mismos que impiden imaginar un futuro mejor porque su trazado solo llega a mostrarnos el presente de miseria en el que estamos atrapados.

El mérito de una novela como La verdadera tierra radica en la sensibilidad de Erskine Caldwell para equilibrar la violencia más atroz con la vulnerabilidad de una vida hecha añicos. Chism Crockett podría ser otro vagabundo fotografiado durante un reportaje sobre la gente que malvive de la cosecha, pero en realidad es un pobre hombre que nunca ha podido elegir qué quería ser en la vida, cuyo profundo odio brota de una familia a la que ni siquiera sabe por qué debe mantener unida. La muerte de la madre, una ausencia que late tras cada momento de incertidumbre, tras cada arranque de cólera que dibuja el hogar de los Crockett, solo es un recuerdo que algún día pasará definitivamente. Y ese es quizá el temor secreto que anida en las páginas del libro: pensar que todo ese dolor, todo ese núcleo familiar, pasará algún día sin dejar ni rastro. De ahí la lucha a tumba abierta que Caldwell emprende para conseguir que sus protagonistas salgan adelante. De ahí, en fin, una novela apasionante que escribe una elegía a mayor gloria de ese campesinado que estaba destinado a desaparecer para asimilarse definitivamente a la sociedad."

 Quiero resaltar que Vickie me pareció el personaje más desarrollado e interesante en esta obra; lo que sufre, lo que vive, es comparable a las situaciones por lo que pasan algunas jóvenes rebeldes de familias disfuncionales. La crisis de la familia Crockett en sí presenta una historia muy triste y acongojadora.

 Leer La verdadera tierra (a veces lo traducen con el título de En esta misma tierra) me hizo pensar en una dificultad que viven las generaciones que conviven en este mundo globalizado: la de los conservadores que profesan los valores de la familia tradicional, y la de los liberales que profesan el "cada quien vive como quiere".

 A una generación como la nuestra, tan metida en esto de la tecnología y los aparatos "inteligentes", nos vendría bien leer libros así para echarle un vistazo a los tiempos de nuestros abuelos (o bisabuelos), cuando la gente emigraba del campo a la ciudad en busca de "mejores oportunidades" debido a que la economía se los exigía. Es una historia cargada de melancolía y dolor, pero eso no quiere decir que si lo leés sos un masoquista, sino que más bien aprenderás valiosas lecciones al hacerlo; odiarás a algunos personajes y te encariñarás con otros. Creo que merece una puntuación de 8.5/10.

███████████████████████████████████████████████████████████


 A este otro lo conseguí en la Feria del Libro de mi ciudad por mayo de este año, en el penúltimo día, cuando se rebajó unos 40 pesos del precio inicial. Conseguí bastantes libros en esa ocasión, pero dejé este para el final porque es de un autor que me había llamado la atención antes con su obra Los vivos y los muertos, me refiero a Edmundo Paz Soldán; además la ciencia ficción es una de las cosas que más me llama la atención.

 Su contraportada nos lo presenta así:

"En un futuro no muy lejano, en una región tóxica llamada Iris, se encuentra el Perímetro, territorio de las fuerzas colonizadoras. En el Perímetro viven Xavier, un soldado que debe lidiar con una traumática herida de combate, y el capitán Reynolds y su unidad, que, cansados ante las victorias de los irisinos liderados por Orlewen, deciden emprender su guerra particular. El Perímetro es también el hogar de Yaz, una enfermera que se encuentra allí en busca del jün, planta sagrada que ofrece visiones psicotrópicas y trascendencia.

Pero el combate no sólo se libra en la capital. La lucha se traslada a Malhado, un valle florido donde -cuentan las leyendas irisinas- vive el temible Malacosa, y a Megara, centro de la explotación minera y de los mitos en torno a Xlött, el dios demoníaco en nombre del cual se inicia la batalla final por la independencia de Iris.

Iris es una novela de gran originalidad, un paso adelante en la trayectoria de Edmundo Paz Soldán. Desde la primera página, transporta a los lectores a un mundo tenebroso y los somete a su lógica, a su delirio, a su violencia y angustia. Iris es una distopía arrolladora e hipnótica sobre la forma en que se reinventan los individuos en tiempos de guerra, una fábula desoladora sobre los excesos del poder, y, al final, un relato esperanzador sobre la lucha por la libertad."

 ¿Que por qué recomiendo este libro? Bueno, para empezar, es una obra bastante peculiar que nos mantiene inmersos en el mundo creado por el autor. En cinco capítulos se nos describen los horrores de la vida en Iris, de un mundo en conflicto con dos potencias rivales entre sí. Iris es un lugar que rebalsa de sustancias químicas, inmoralidad y tecnología.

 Mientras lo vas leyendo, sentís que podés aplicarlo a la realidad de una u otra manera. Podés comparar a Munro con Estados Unidos; a Sangaì con China (su mismo nombre lo relata, recuerda a Shangái); a Iris con, bueno, me gustaría compararlo con Cuba, pero que yo sepa la URSS ofreció más ayuda que China a esa isla, pero podríamos referirnos a los tiempos de la Revolución Cubana, cuando iban manifestándose los insurgentes; a SaintRei con cualquier gobierno títere de 'Murica (Santos, Peña Nieto, Poroshenko, etc.); a Orlewen con algún líder guerrillero al que hayan buscado asesinar por sus ideas "peligrosas"; a Reynolds con René Barrientos en el sentido de su relativa traición a las normas de sus amos; y demás cosas.

 Algo que también ayuda a hacer de esta obra algo muy original es la terminología que usa. En ese sentido considero que el autor fue muy realista, creó términos que parecen adivinar cómo hablaremos en el futuro, recordemos que los idiomas evolucionan, hace 200 años la gente no hablaba ni escribía igual como lo hacemos ahora. Esto también me recordó a la película La Naranja Mecánica. En fin, algunos de los términos que se usan en Iris (con su respectivo significado) son:
- Ki (aquí)
- Den (del inglés then=entonces)
- Tu (del inglés too=también)
-Nau (del inglés now=ahora)
- Fengli (viento)
- Beyondear (del inglés beyond=más allá, mandar a alguien al más allá, al otro mundo, asesinarlo)
- Brodis (del inglés brothers=hermanos, camaradas, amigos)
- Goyot (una especie de coyote)
- Qaradjün (una especie de chamán que utiliza el jün, una sustancia, para hacer de las suyas, esto me recuerda a los yatiris bolivianos)
- Lánsè (una especie de ave no voladora)
- Nos (nosotros)
- Nosos, nosas, nosa, noso (nuestros, nuestras, nuestra, nuestro)
- Shan (soldado)
- Shanz (soldados)
- Nel (en el)
- Do (dónde)
- Sha (algo así como arena)
- Swit (una droga artificial que viene en píldoras con diversos efectos)
- Xlött (junto con Malacosa y la Jerere, son un trío de deidades que conforman la creencia común en Iris)
- Dellas (de ellas)
- Riflarpón (una especie de rifle avanzado)
- Holo (holograma, así como a cualquier fotografía de hoy le decimos "foto" para acortar)
- Qï (una especie de dispositivo avanzado que proyecta hologramas en vez de tener una pantalla, sus funciones parecen una mezcla entre las de una laptop y un smartphone).
- Fokin (del inglés fucking=puto, jodido, maldito)
- Verweder (una especie de nirvana de la religión que adora a Xlött, su nombre recuerda un poco al Valhalla nórdico)
- Bodi (del inglés body=cuerpo)
- Jipu (vehículo, parece una pronunciación japonesa de la palabra en inglés jeep, que indica cierto modelo de vehículo).
- Kütt (una hoja masticable que recuerda a la coca).
- Drons (drones)
- Joli (una especie de árbol)
- Nostá, nostás (no está, no estás)
- Pack (mochila)
- Fut12 (algo similar al fútbol)
- Pa (para)
- Creepshow (del inglés creep=persona repugnante y show=espectáculo, una especie de mala experiencia con contenido gore y violento)
- Lenslets (gafas de tecnología avanzada que recuerdan a las Google Glasses).

 Ahora hablando de su estructura, esta obra nos presenta a 5 personajes principales en sus respectivos capítulos. En el primero nos habla de Xavier, en el segundo de Reynolds, en el tercero de Yaz, en el cuarto de Orlewen y en el quinto de Katja. Sus historias se relacionan entre sí, así que te sugeriría que no esperés un desarrollo lineal de la trama al irla leyendo y esperando un final al final, como estamos acostumbrados.

 En fin, Iris cumplió más o menos con mis expectativas. Hay algunas cosas que pudieron haberse explicado más, pero aun así considero a este libro algo que vale la pena leer, está 8/10.