miércoles, 1 de enero de 2014

Reflexiones sobre el sentido de todo

¿Qué tan abierta tenés que tener la mente para comprenderlo todo? Tan abierta como para que te dé un daño cerebral, al menos así en esta época, es decir, el primero de enero del 2014, ya que quizás en un futuro muy lejano o no muy lejano el ser humano llegue a ser una especie de dios que lo comprenda todo, mientras que ahora somos insignificantes bípedos con capacidad de razonamiento limitada, tan limitada que literalmente nuestras neuronas no dan para almacenar tanta información.

La gente dice muchas cosas, propone soluciones a problemas, propone problemas, propone principios, propone leyes, presupone las cosas, cuestiona lo pasado, acepta lo pasado, cuestiona lo presente, acepta lo presente, duda sobre lo futuro, especula sobre lo futuro…

Pero nadie quiere perder el tiempo pensando en un sentido unificador del todo. El día que encuentren la ecuación que unifica a todas las fuerzas de la naturaleza, también deberán haber encontrado el sentido que unifica a todos los sentidos que los seres humanos le damos a la misma.

Aunque tengás las evidencias frente a vos para aceptar una verdad, ¿Qué te garantiza que no sea una evidencia falsa? ¿Qué es exactamente la falsedad? ¿Qué es exactamente la realidad? La razón por la cual hay muchas cosas que no entendemos es porque nuestro lenguaje limita la conversión de nuestros pensamientos en materialización perceptible por el ser humano (aunque esa podría no ser la única razón).

Por conversión me refiero a lo siguiente:

Pensás algo, lo querés decir, adaptás tu idea buscando palabras en tu mente, palabras que se relacionan con tu intención, esas palabras las aprendiste muy probablemente en tu infancia, las juntás para darle sentido, las pronunciás o las escribís. Ok, todo bien hasta ahí, pero, ¿nunca te ha pasado que querés decir, escribir, o incluso decir algo en tu mente y no con tu boca, pero no sabés cómo convertir ese pensamiento en algo comprensible para otros o para vos mismo? Si nunca te ha pasado esto, ¿cómo saber que no pasó? ¿Para que “haya pasado” tenés que haberlo recordado sí o sí? Se te pueden quitar los recuerdos de algo y hacerte pensar que ese recuerdo nunca lo creaste, nunca lo viviste.

Para refutar esto es probable que tratés de usar el “no hay modo de quitarle los recuerdos a otra persona, no tenemos la tecnología para eso”. ¿Qué te garantiza que no hay otras personas en ciertas partes del mundo que están trabajando en ello, y que a la vez están teniendo resultados factibles?, y en caso de que no hubiera ninguna evidencia, ¿el ejecutor de la acción tiene que ser necesariamente un ser humano?

Probablemente a eso responderías: sí, porque los animales no tienen tecnología para ello tampoco, ya que no piensan, lo mismo pasa con las plantas. ¿Qué te garantiza que los animales no piensen? ¿Y si en realidad piensan muchas cosas pero no saben transformar esos pensamientos a lenguaje comprensible porque no han desarrollado lenguajes amplios como los homos sapiens? ¿Qué te garantiza que las plantas tampoco tengan pensamientos? Esto te puede sonar a “sentimentalismo marica”, pero no lo veás de ese modo, yo me refiero a un sentido más amplio. ¿Y qué hay de los hongos, las móneras y los protistas? Pues de ellos también hay que dudar. Ahora bien, hace falta pensar sobre los extraterrestres, pero por extraterrestres no me refiero al típico concepto pendejo que tiene la mayoría sobre un cabezón con piel gris, cuerpo desnutrido, y ojos negros y grandes; sino más bien a cualquier ser vivo que habite el exterior del planeta Tierra. ¿Y si ellos tienen influencia en nuestros pensamientos controlándolos de algún modo, con su “alta tecnología” o viceversa, que nosotros influenciamos en ellos (sin que lo sepamos) en caso de que sean seres inferiores? ¿Pero qué nos garantiza que estén lejos de nuestro planeta, si podrían estar aquí mismo pero no los podemos ver literalmente?

Podrías pensar que soy una especie de conspiranoico (paranoico de la conspiración), pero estoy escribiendo todo esto porque me sentí inspirado para reflexionar, reflexionar en general, sobre el sentido de todo. Más que nada postulo preguntas pero no respuestas, por tanto no pretendo hacerte creer algo, sino hacerte pensar en algo, vos sos el que decide sacar tus propias conclusiones. No tengás miedo, con “sacar tus propias conclusiones” no me refiero a lo que aparentemente se refieren muchos conspiranoicos pretendiendo hacerte pensar en una respuesta para algo. No estoy esperando que pensés en una respuesta única o en algo que yo estoy pensando, quiero hacer que pensés en tus propias respuestas. Mencioné lo de los conspiranoicos por el ejemplo que pondré a continuación: Fulano escribe un artículo sobre los extraterrestres, dice que todos los presidentes del mundo son reptilianos o reptiles del espacio exterior, y al final de su post coloca “sacá tus propias conclusiones” con la intención de que pensés lo mismo que él, es decir, que digás algo como “¡Aaah! Ahora todo tiene sentido, ¡esta teoría debe ser verdad aunque yo no haya pensado un carajo ni lo haya experimentado para comprobar si es verdad!”

Nuestros sentidos están limitados, la luz visible que captan los ojos va desde el violeta hasta el rojo. Más allá del violeta llegamos hasta los rayos gamma y más allá del rojo llegamos hasta las ondas de radio. Sin embargo se ha creado tecnología que nos permita a los seres humanos captar estos campos de visión que van más allá de nuestra capacidad ocular, como una extensión de la vista. Aun así, ¿lo que va más allá de estos rangos de visión es en realidad lo que consideramos “espiritual”? ¿Y si en este rango desconocido se encuentran muchos seres pendientes por descubrir?

En cuanto al olfato, podemos decir también que nuestro olfato está limitado porque vemos cómo, por ejemplo, los perros, huelen cosas que nosotros no. Y algunas personas dicen que sus perros ladran en sus cuartos cuando detectan fantasmas, ¿y si estos “fantasmas” en realidad son los seres de los que hablé en el párrafo anterior, solo que los canes tienen capacidad para detectar parte de ellos con su olfato y nosotros los homo sapiens no podemos?

¿Qué hay del oído? También sabemos que estamos limitados en ese aspecto porque vemos que hay animales que oyen cosas que nosotros no, esto se evidencia más que todo cuando algo se acerca y luego se presenta para que lo podamos ver. ¿Y cómo saber si una planta no puede hacer lo mismo? ¿Es porque no demuestran reacción al “escuchar”? ¿O simplemente carecen de este sentido pero en cambio tienen otros que ningún animal o ser humano tienen?

El gusto es algo así como una fusión del tacto y el olfato, y es un sentido que utilizamos solo para comer, lo cual en promedio hacemos 3 veces al día. Por tanto no lo consideraremos muy importante, de todos modos nada nos garantiza que no lo sea, pero, ¿qué se puede pensar sobre esto? ¿Hay algo que discutir respecto a los sabores alimenticios? ¿Por qué los seres vivos podemos comer solo otros seres vivos (vegetales, huevos, carne, champiñones, mantequilla) y no seres muertos (roca, madera, zafiro)? Podemos comer seres semivivos como las medicinas complejas (pastillas, suplementos vitamínicos, y demás cosas con proteínas sintetizadas, y las proteínas son combinaciones de moléculas complejas, aunque tampoco podemos comer moléculas individuales como por ejemplo una de agua, pero, ¿y si cuando sale una molécula de agua de una gota de la misma que cae y se entra a nuestra boca se puede decir que la estamos “comiendo”?).

En cuanto al tacto, ¿algo que no podemos sentir e nuestro mundo tridimensional es algo que podría existir en otra dimensión en el mismo lugar pero que nuestro tacto no detecta? ¿Y si en realidad no hay vacío, solo limitación de percepción? Es decir, que hay muchas cosas reunidas en un mismo lugar, pero cada una de ellas o cada conjunto de ellas está en diferentes dimensiones, y nosotros podemos sentir solo 3 de las mismas. Si vas a ver que hay un cajón vacío, está vacío de cosas que podemos ver, es decir, nuestros ojos no detectan nada allí, contenido en ello, ¿pero y si en realidad hay algo, solo no lo podemos detectar con ninguno de nuestros 5 sentidos?

Hay algo a lo que la gente llama “sexto sentido” (intuición), lo cual es una habilidad extrasensorial. ¿La intuición se siente, se piensa, o qué? ¿Si se sintiera entonces dejaría de ser “extrasensorial” ya que no va más allá de los sentidos sino que es un sentido que no queremos clasificar dentro del rango de “sentidos” que conocemos? ¿Y si en realidad otros seres influyen en esto con su tecnología interdimensional?

Lo máximo que podemos hacer sobre las cosas como un todo es especular. Digo “las cosas” pero no sé exactamente qué término utilizar para referirme a lo que quiero comunicar, ahora tengo ese problema que mencioné en párrafos anteriores. En vez de “las cosas”, ¿Sería “lo que existe”? ¿Pero qué define si algo existe o no, que lo podamos sentir los homo sapiens o qué? Pero con esto no quiero motivar a la gente a especular en el mal sentido de la palabra (como cuando alguien propone su hipótesis y la difunde como si fuera una verdad absoluta o algo de lo que está muy seguro, pues nada es seguro en estos tiempos, y nada nos garantiza que lo será en un futuro); quiero más bien motivar al pensamiento abierto, a la difusión de hipótesis para su investigación y experimentación.

Pero hay un problema fundamental que hay que tomar en cuenta para pensar sobre todas estas cosas. Y es que se puede llegar al extremo de que a uno lo consideren loco, ¿qué es exactamente un “loco”? ¿Alguien que piensa cosas que los demás no? Podés prácticamente desgarrarte la mente pensando en ello todo el tiempo, pero si lo hacés por intervalos de tiempo o solo en ciertas ocasiones, no te va a pesar o doler. Aunque es posible que sí, ¿quién sabe?

La física cuántica ayuda a dar respuestas, pero es una ciencia relativamente reciente, y como todo lo reciente, primero está disponible para la comprensión de las mentes privilegiadas y luego tendrá que aparecer algún difusor científico para que la haga entendible para las mentes de “la plebe”, es decir, nosotros, los que no nos especializamos en física o tal vez en ninguna ciencia. La ciencia es progresiva, lo que consideramos hoy como “cierto” podría verse ridiculizado en un futuro cercano y mucho más ridiculizado en un futuro más lejano, debido a los descubrimientos que posiblemente efectuarían gracias a la experimentación que se realiza.

Ahora, es probable que pensés que soy un paranoico que piensa en esto todo el tiempo, pero en realidad llevo una vida normal, no es que piense todo el tiempo en esto, adapto mi mente a la forma de vida humana de esta época. Esta es una ocasión especial y no así una ocasión donde se encuentran muchas otras ocasiones. Lo digo porque es un prejuicio común que la gente tiene a la hora de saber algo sobre alguien, cuando te dicen que Fulano robó algo, lo primero que pensás es que debe ser una mala persona o que es un ladrón, pero en ningún momento te dijeron que ese sea su pasatiempo o que lo haga todo el rato, y ya lo estás tachando con diversos adjetivos…

Te reto a pensar sobre todas estas cosas, pero pensalo bien. Y por “pensalo bien” me refiero a que no tengás la mente cerrada al hacerlo, considerá muchas posibilidades, creá ideas, desarrollalas, no tengás miedo. ¿Por qué deberías perder tu tiempo pensándolo? No te digo que deberías, aunque tal vez sí debás y mi sentido de la moral no me permite imponértelo ya que está establecido que es inhumano imponer cosas. Sin embargo, ¿a qué habría que referirse con “perder tu tiempo”? ¿A usarlo mal? El definir si lo estás usando bien o mal es algo que juzgás vos, no se sabe a ciencia cierta qué es malo y qué es bueno, es solo que hay mentalidad colectiva que se adapta a la época de la que forma parte, juzgando en conjunto si algo es bueno o malo. Así que, vamos, atrevete a pensar, al menos una vez en tu vida. Sí, sé que no va a faltar quien piense que lo estoy insultando al haber dicho lo anterior, así que hay que aclarar, por “pensar” me refiero a pensar en grande, pensar como nunca antes en tu vida habías pensado sobre el sentido de todo, solo eso, nada de malinterpretaciones, por favor, y gracias por tomarte la molestia de leer algo tan raro y tan extenso.