sábado, 2 de noviembre de 2013

Una de abominaciones más perversas de la sociedad: los lameconchas

No hay criatura más ruin, perversa, despreciable y abominable que un lameconchas. Podrían ser llamados zalameros, lisonjeros o lameculos, pero no, preferí darles el nombre de lameconchas porque esa palabra es vulgar y representa sus características. Así, un lameconchas es alguien que se dedica a lamer conchas figurativamente, entiéndase que las mujeres tienen en la entrepierna algo que se conoce como vagina, y "concha" es un modismo con el cual se la define.

Lo que hacen estas personas es denigrar al género masculino, haciendo ver a los varones como algo bajo y poco respetable, contribuyen a la expansión del feminismo como orden moral. Durante la edad media una de las leyes de los caballeros (en ese entonces esta palabra iba en el contexto militar y no de etiqueta) era respetar a la mujer. Pues bien, con el paso de los siglos esta ley se ha ido adaptando cada vez más hasta llegar, hoy en día, a la concepción de la palabra "caballero" ha pasado de significar "guerrero militar" a querer decir "hombre que respeta a una dama"; pero considero que el concepto actual de esa palabra en realidad es así (según lo que pretenden aquellos que se autodenominan "caballeros"): "persona del género masculino que, siguiendo ciertos patrones de conducta que conllevan en casos extremos a su degradación o mal augurio, sobrestima a individuos del género femenino para obtener una buena reputación con la sociedad que le rodea , ya que esta que acepta esto en la moral colectiva". Por eso, quien haya dicho que todas las mujeres son bonitas, debe de haber sido un lameconchas.


El "caballerismo" actual se alimenta, en parte, del bullying que sufren muchos, siendo atacados con el típico argumento de "no tienes novia" o "tú no ligas ni a tu puta madre". En consecuencia, quienes se ven afectados por este tipo de "insultos", se ven acorralados y buscan maneras de escapar de su "mala reputación" ganada al no tener pareja. Buscan métodos para conseguir alguna, sin importar si tienen que decir un montón de incoherencias como "las mugeres zon hun tezoro ♥". Digo "incoherencias" porque en muchos casos lo que dicen no concuerda con su forma de pensar, se nota que están desesperados por salir de su "no genialidad" y tienden a parecer aptos para cualquier fémina con discursos tremendamente ridículos.

Otro factor que incita al "caballerismo" es la lujuria no satisfecha totalmente. Muchos varones tienden a sentirse vacíos por no haber tenido relaciones sexuales, y al refugiarse en la masturbación por mucho tiempo, ven que realmente quieren "tener la oportunidad"; entonces empiezan a fingir una actitud caballeresca con cualquier chica de su edad de tal modo que "capturen a su presa" y esta caiga rendido a sus pies por tan "amable forma de tratar a una mujer", ¡Oh Dios mío, es todo un caballero!



Pero no todos los que se hacen llamar caballeros son hipócritas, ciertamente hay varios que practican lo que predican, sin embargo, esto sigue siendo denigrante, porque se camufla el "sentimiento de respeto por una mujer". Es obvio que las féminas son seres que hay que respetar, pero los hombres también deben ser respetados. No es que debamos servirnos mutuamente de manera en que el hombre sea un "caballero" para su mujer y la mujer cocine, barra y planche para su hombre, sino más bien, ambos debemos tenernos el mismo nivel de respeto, el varón tratando a la mujer al igual que trata a sus amigos, con cordialidad, y viceversa.

¿Y en qué momento el "caballerismo" pasa a ser lameconchismo? Bueno, tomando en cuenta la definición dada en uno de los párrafos precedentes a este, son la misma mierda. No obstante, aquí ofrezco la que considero que debería ser la definición más correcta de la palabra "caballero" mediante 10 puntos:
La etiqueta de un verdadero y auténtico caballero del siglo XXI

Por eso es que debemos evitar que se propague más el lameconchismo, pues los lameconchas realmente dan pena ajena. Por ejemplo, en Facebook abundan los ineptos que le dan "me gusta" a todas las fotos que publican las usuarias a las que tienen agregadas como amigas, ¿Qué esperan? ¿Que los contacten para ir a follar con ellos a modo de agradecimiento? ¿Que les manden un besito virtual? ¿Que les presten atención como lo necesitados de atención que son? No soy quién para juzgar a otros, es más, está bien que a uno no le presten mucha atención y se sienta mal, pero no hay que denigrarse para obtenerla; hay que actuar sabiamente y para eso uno debe adquirir experiencia, o en caso de que otros hayan sufrido y plasmado sus errores por escrito, está la búsqueda de información y consejos sobre qué es recomendable hacer y qué no hacer para obtener algo. Por un mundo libre de lameconchas, ¡No al lameconchismo!